Sembrando el futuro en la Sierra Nevada


Por Pedro Moctezuma Barragán
Coordinador General del Programa de Investigación Sierra Nevada de la Universidad Autónoma Metropolitana
e Imelda Carreón Valdovinos
Presidenta de Guardianes de los Volcanes A. C.
Se agradecen los comentarios de Leo Adalid Luna Aguilar

El Centro para la Sustentabilidad "Incalli Ixcahuicopa"

Bajo la serena mirada de la Iztaccíhuatl, un grupo de jóvenes estudiantes y maestros se reunieron para visualizar el futuro en enero de 2005 en Tlalmanalco, Estado de México, en el corazón de la llamada Sierra Nevada. Acompañados de ejidatarios de Tlalmanalco, San Juan Atzacualoya, Zentlalpan e investigadores universitarios recorrieron dos predios en Tlalmanalco para realizar un taller de permacultura 3 en donde se soñaba, desde tiempo atrás, construir un Centro para la Sustentabilidad en la Sierra Nevada. Dicha región está formada por los macizos montañosos de los Volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl, cuyos bosques y suelos son vitales para la producción de oxígeno y la recarga de los acuíferos del Valle de México.

La recarga de los acuíferos del Valle de México depende de las permeables zonas a su alrededor. Los volcanes que delimitan la Cuenca de México hacia el Oriente y el Sur catalizan precipitaciones y juegan un papel importante en el control de picos de lluvia. La mayor parte de la recarga es realizada en las zonas de transición, compuestas de profundas capas de grava y arena volcánica, estos “acuíferos abiertos” infiltran la lluvia que cae directamente sobre su superficie, y la que viene desde las zonas montañosas. Sus corrientes subterráneas fluyen hacia el Acuífero Chalco-Xochimilco. El “plato hondo” formado por las permeables faldas de la Sierra Nevada y el Chichinautzin, representa la última zona intacta para la recarga de los acuíferos del Valle de México. Esta zona infiltra 14.5 m³/s de año, representando casi la mitad del agua subterránea consumida por los habitantes del área metropolitana, una cantidad mayor a la que es importada a través de los Sistemas Cutzamala (13.5 m³/s) o Lerma (6 m³/s).

La región Sierra Nevada representan la última zona de recarga de los acuíferos del Valle de México que no ha sido seriamente dañada por la urbanización, sin embargo su futuro es incierto debido a la fuerte expansión de la mancha urbana desde Chalco, Ixtapaluca, Cuautla/Cuernavaca, Atlixco/Puebla y Xochilmilco, que pone en riesgo a esta zona ambiental estratégica. De no revertirse las tendencias actuales, en poco tiempo, la región se podría convertir en una extensión de la mancha urbana caótica. La urbanización de las zonas de recarga no permite la infiltración del agua llovida sobre su superficie, adicionalmente, los nuevos habitantes aumentan la demanda por agua subterránea, reduciendo las cantidades recargadas y acelerando la tasa de hundimiento. Tanto el agua no infiltrada como la que se extrae para los nuevos desarrollos habitacionales requiere ser posteriormente desalojada por bombeo de las zonas urbanas en el fondo de la Cuenca. Por problemas de planeación la primera gran ola de urbanización en el área (centrada en Ixtapaluca entre 1997-1999) provocó una inundación que cerró por dos semanas la carretera México-Puebla en julio de 2000. El escenario tendencial del crecimiento a futuro en la Sierra Nevada es preocupante.

De no aplicarse políticas de control al crecimiento urbano y de continuar las tendencias del crecimiento en la zona, se puede inferir que para el año 2020, podrían estar conurbados todos los poblados de la región, además, las zonas agrícolas colindantes a la región que actualmente se siembran serían habitadas, y en consecuencia, habría un incremento importante en la contaminación de los mantos acuíferos y un creciente déficit tanto en los volúmenes de recarga de los mismos, como en la dotación del agua potable a los habitantes de la región. Por ello es importante dirigir todos nuestros esfuerzos para lograr una toma de conciencia sobre la necesidad de un desarrollo que no dañe el medio ambiente.

Si bien el proceso de toma de conciencia sobre la importancia de formas de desarrollo sustentables es embrionario aún, varios factores han favorecido su surgimiento, entre ellos destacan, el creciente compromiso del sistema educativo con la educación ambiental, el mayor acceso a información y difusión de cuestiones ecológicas gracias a Internet; la creciente conciencia social en cuanto a la necesidad de lograr la sustentabilidad; así como por último el interés de los medios de comunicación masiva para presentar “señales de esperanza” que contrarresten un panorama noticiero generalmente desalentador.

La búsqueda del desarrollo sustentable requiere de un cambio cultural profundo, que depende principalmente de la formación de los sujetos que participen en el proceso. Éstos tienen que contar con un sentido de responsabilidad sobre los recursos naturales en su entorno, la construcción de conocimientos ad hoc, y el uso de nuevos métodos y técnicas, como el Sistema de Información Geográfica Colaborativo, métodos “técnico-participativos” para la elaboración de diagnósticos, prácticas de monitoreo, el ejercicio de la planeación estratégica y finalmente la formación de capacidades organizativas, técnicas y administrativas.

En la Sierra Nevada, Estado de México, la metodología empleada para este proceso ha llevado a una buena cosecha de logros tangibles y cualitativos, incluyendo la formación y consolidación de numerosos grupos y organizaciones, la capacitación de cientos de jóvenes, la fundación de proyectos demostrativos, la realización de seis Encuentros Regionales para la Sustentabilidad, la capacitación de funcionarios, la publicación de los diagnósticos en forma de Atlas Municipales de Recursos Naturales y de varios manuales, la promoción de una red de productores, el estreno de nuevas formas de planeación, el reconocimiento de la región como zona estratégica de servicios ambientales, y finalmente, la creación del Centro para la Sustentabilidad “Incalli Ixcahuicopa” de la UAM (Burns y Cervantes, 2005).

Con el Proyecto “Incalli Ixcahuicopa”, la Universidad Autónoma Metropolitana, en asociación con Guardianes de los Volcanes y la Cooperativa de Estudios y Proyectos Sierra Nevada y construye un Centro para la Sustentabilidad en el borde entre la mancha urbana y la zona de servicios ambientales del área metropolitana del Valle de México. En la creación del Centro para la Sustentabilidad “Incalli Ixcahuicopa” coadyuva también la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México y el Fideicomiso Ambiental Metropolitano 1490. El Centro buscará fomentar la creación de proyectos y sistemas de manejo modelo de bosques, suelos, agua y residuos sólidos en esta región, para promover su aplicación posterior en la Cuenca del Valle de México y otras regiones amenazadas.

El Centro para la Sustentabilidad “Incalli Ixcahuicopa” contará con una sede forestal (“El Faro”, 64 hectáreas) y otra sede agroecológica (“Valle de San Juan”, 1.5 hectáreas), comunicadas entre sí por una carretera y por un camino forestal de 2.5 kilómetros de largo cada uno. Cada sede contará con infraestructura de enseñanza y un conjunto de proyectos demostrativos con letreros explicativos.

La sede forestal incluirá:

* Un sendero interpretativo con 20 estaciones,
* Una zona de ecojuego,
* Un salón de usos múltiples para 50 personas,
* Un dormitorio para 50 personas con sala de estar, cocineta y chimene,
* Una zona de campamento con tejabán y baños.

La sede agroecológica contará con:

* Un Centro de Capacitación con cocina-comedor,
* Un centro de composteo, acopio; y reciclaje,
* Un vivero de árboles frutales y especies forestales endémicas,
* Un proyecto demostrativo de hortaliza orgánica con microriego,
* Una microplanta de tratamiento para el Río de la Compañía (el cual forma el límite sur del terreno),
* Una bomba eólica y generadores eléctricos solares y eólicos.

El Centro representa la consolidación de seis años de trabajo de colaboración universidad-comunidad-gobierno para el desarrollo sustentable, los cuales ya han sentado precedentes a nivel nacional, a través de la generación de instrumentos innovadores de planeación (los primeros Programas Municipales de Gestión Integral de Residuos Sólidos y el Ordenamiento Ecológico con su Bitácora Ambiental) y proyectos regionales de manejo modelo (La Ruta de los Volcanes Sagrados, el Sistema Regional de Gestión Integral de Residuos Sólidos).

Actividades de jóvenes en Centro Incalli Ixcahuicopa

Destaca como objetivo del Centro la capacitación de los habitantes jóvenes del oriente del Estado de México en el buen manejo de los recursos naturales y el acceso de la población a técnicas ecológicas de construcción y manejo. Desde los primeros pasos del proyecto se desarrolló un proceso de capacitación permanente dirigida a grupos de ejidatarios, productores, profesores y jóvenes de secundarias y preparatorias de la región. Entre otros, se impartieron talleres de capitación en técnicas de construcción alternativas utilizando técnicas tradicionales como la construcción con pacas de paja, la elaboración y uso de adobes, y otros, como las cisternas de ferro cemento.

La participación de los jóvenes en el diseño y construcción del Centro para la Sustentabilidad “Incalli Ixcahuicopa” ha sido fundamental por tres motivos: en primer lugar, el interés, el entusiasmo y el dinamismo que de ellos emana se contagia a las distintas instituciones y responsables de realizarlo; en segundo lugar, se está logrando una apropiación temprana por parte de jóvenes de la región de un Centro en el que podrán seguir aprendiendo y replicando experiencias de promoción de la sustentabilidad y en tercer lugar se imprime una orientación comunitaria y de futuro a la colaboración Inter-institucional que ha hecho posible el Centro.

Entre otras actividades de los jóvenes destacan las siguientes:

• Asistencia a curso taller de cisterna de ferro cemento en el que aprendieron a realizar la fosa, unir el armazón de electro-malla, aplanado y cimentación.
• Asistencia a Curso-Taller de elaboración de adobes en el que aprendieron a seleccionar la tierra apropiada, mezclarla, moldearla y fabricación de adobes.
• Trazado para huerto frutal, trazado para cisterna de captación de agua y trazado para área forestal.
• Reforestación de árboles frutales y forestales.
• Nivelación de terreno para bodega de pacas de paja incluyendo niveles y trazo para cimentación de piedra.
• Asistencia a capacitación en distintos oficios y actividades con la organización Jóvenes Constructores, A.C., incluyendo como capacitación humanística la Educación sexual y Creatividad.
• Participación en el 7º Encuentro para el Desarrollo Sustentable con la puesta de stands. Al mismo tiempo que explicaban sus actividades, capacitaban a las asistentes por medio de juegos, maquetas y exposiciones.

Un vital aprendizaje del Proyecto ha sido la integración de saberes, el regresar datos a las comunidades, el promover un proceso de “alfabetización geográfica”, el fomentar la reapropiación y responsabilización comunitaria de su entorno para poder generar propuestas técnicas de alta calidad. El Centro para la Sustentabilidad “Incalli Ixcahuicopa” estará abierto para las diversos grupos escolares en el otoño de 2006.

Notas:
3 La permacultura enseña cómo observar la dinámica de los ecosistemas naturales para diseñar sistemas productivos que respondan a las necesidades humanas sin degradar a nuestro entorno natural.
Bibliografía
Burns, E. Y Cervantes, E. (2005) “Una Evaluación de la Experiencia de Planeación para la Sustentabilidad en la Sierra Nevada”. Seminario Internacional Repensar la Metrópoli. México, UAM.

Distribuir

Distribuir contenido

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 0 invitados en línea.