Detrás del espejo


PortadaPresentación de Detrás del espejo en UPN 153 de Ecatepec

30 de abril 2015 13:00 hrs

 

La Unidad 153 de la Universidad Pedagógica Nacional

El Colectivo Cultural Palabra

y

Castellanos editores

invitan

a la presentación del libro

 

Detrás del espejo 

de 

René Cloir

 

Auditorio de la Unidad 153 de la UPN Ecatepec

Dirección: esq. Francisco Villa, Leona Vicario S/N, Valle de Anáhuac, 55210 Ecatepec de Morelos, Méx

Entrada libre

............................................................................

 

Prólogo

El espejo, el cuento, las paralelas

Una historia, un cuento, pueden conversar con nosotros, atraparnos. Al escucharla, al leerlo, algo en el relato nos puede interpelar. La pretensión de todo escritor es, a fin de cuentas, la de conversar con el otro, hacerlo presente en sus líneas, y que estas nazcan al ser por él leídas. Hacer presente al lector de múltiples formas: como testigo mudo, pero atento de un evento; como el cómplice de un relato en el que ambos, lector y escritor, van articulando mutuas confabulaciones; o como partícipe, protagonista de un relato que van construyendo juntos. Es gigantesco el reto, pero, Detrás del espejo aspira a ser ese espacio de encuentros, de construcciones; un breve, tal vez, pero genuino encuentro de voces que se escuchen en las líneas de cada relato.

Así, en Detrás del espejo cada cuento se pretende espejo: un espacio que permanece quieto, inmóvil, reflejando inicialmente nada o a nadie; pero, en el momento en que alguien se aproxima a él, el espejo cobra vida, refleja de inmediato a quien frente a él se coloca, y no se limita a un fiel reflejo de la imagen, sino que va haciendo aparecer lo otro, a los otros; estos pueden ser cercanos o lejanos, imágenes frescas y familiares, o simplemente otros, extraños que van dejándolo de serlo, en la proximidad del espejo. 

Detrás del espejo, juega con la idea de que cada relato pueda ser un espejo. Se requiere calma para mirarse en él —calma y voluntad—, además de una pausa, una pausa creativa, un oído atento a las voces, una evocación de la memoria, que nos lleve a recordarnos en las aulas, en las calles, en la historia; que nos rememore como alumnos, niños, maestros, como hombres y mujeres que transitan y hacen la historia. En esos ámbitos transita Detrás del espejo, el aula, más allá del aula o fragmentos de la historia, no la de los héroes acartonados, sino la de los hombres y las mujeres que le construyen.

Los tres apartados, buscan, cada cual desde su contexto, la mirada del lector; una mirada que logre observar atentamente lo que ocurre frente al espejo y, ojalá, detrás de éste.

René Cloir gusta de evocar la condición de las líneas paralelas, esas que no se unen, cuya constitución geométrica les lleva, eternamente, a estar una al lado de la otra, sin tocarse, sin tener la mínima posibilidad geométrica de unirse; frente al reto de las paralelas, Cloir ofrece sus relatos como la otra posibilidad, esa en la que estas por fin se unan; dice Cloir:

“Hay un punto en el que las paralelas se encuentran; para identificarlo —arropado con una mirada paciente y atenta— es preciso fijar la vista en la perspectiva, en el horizonte de lo posible, tan lejano o cercano como quien mira quiere; en la lejanía, ese punto distante une lo paralelo —las vidas, los sueños, las esperanzas—, ahí lo distinto pero semejante se vuelve uno; en la lejanía se encuentra lo otro y se nace lo nuestro. Si esa mirada se ejerce en el espejo, el efecto es idéntico.”

Así, lector y relato, andando cada cual por su camino, tienen, en Detrás del espejo, la posibilidad de ser uno y el mismo.

El cuento, el relato, la escritura, es el lugar posible donde, finalmente, las paralelas pueden encontrarse. 

..

Diciembre 2014 aparecerá esta edición. Solicítala.

Distribuir

Distribuir contenido

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 8 invitados en línea.