Aprendizaje Acelerado: Mitos y Realidades


Por María de los Ángeles López Salcido *

Psicóloga y miembro del Colectivo Cultural Palabra S. C. andelessalcido@gmail.com

En nuestras escuelas parece existir cierto interés, a veces fervor o escepticismo por lo que escuchamos como Aprendizaje Acelerado. Poco sabemos realmente acerca del tema, pero todos escuchamos  que es la fórmula mágica y necesaria a seguir para que nuestros alumnos aprendan, que si no las utilizamos estamos obsoletos y nuestros alumnos no aprenderán. Por esta razón nos parece importante analizar más detenidamente este tema. ¿Cuáles son las realidades acerca del Aprendizaje Acelerado y cuáles son los mitos desde algunas disciplinas científicas?

El Aprendizaje Acelerado consiste en varias técnicas y posturas metodológicas  acerca de cómo el ser humano aprende.

La propuesta metodológica de Horward Gardner la conocemos como  “ Las inteligencias múltiples”. Entre las técnicas para el aprendizaje están: Gimnasia Cerebral, Mapas mentales,, Programación Neurolingüística, y Musicoterapia. Nos referimos a cada una de ellas revisando los puntos que nos parecen esenciales.

Inteligencias Múltiples de Gardner

Howard Gardner realiza un estudio en universidades de Estados Unidos y se percata que los alumnos  no poseen conceptos científicos básicos,  persistiendo nociones infantiles. Este hecho lo lleva a reflexionar acerca de la función de la escuela, concluyendo que la ésta debe de educar para la vida, explicar situaciones que el niño enfrenta todos días. Un ejemplo sería que el niño conociera cómo funcionan las computadoras y tener los conceptos (no sólo nociones) de lo chips, conocimiento que inclusive la mayoría de los adultos no los poseemos. En el estudio de la forma en que aprendemos, Gadner estudia  y  comprueba que existen diferentes formas de acercarse y acceder a un conocimiento y esto dependerá del tipo de inteligencia que se tenga. Asevera que no existe una sola inteligencia sino varias y de muy diversos tipos. Gardner diría que aquellos alumnos que son muy elocuentes no necesariamente son los más inteligentes, sólo demuestran que han desarrollado un tipo de inteligencia que en nuestra cultura es más  reconocida, valorada y legitimizada: la inteligencia verbal.

Luego de una investigación cognitiva, da fe de la medida en que los estudiantes poseen diferentes mentalidades y por ello aprenden, memorizan, realizan y comprenden de modos diferentes. Existen suficientes pruebas positivas de que algunas personas adoptan una aproximación lingüística al aprendizaje, mientras que otras prefieren un rumbo espacial o cuantitativo. Igualmente algunos estudiantes obtienen mejores resultados cuando se les pide que manejen símbolos de clases diversas, mientras que otros están mejor capacitados para comprender mediante demostraciones prácticas o a través de interacciones con otros individuos.

Todos los seres humanos son capaces de conocer el mundo de siete modos diferentes. Según el análisis de las siete inteligencias todos somos capaces de conocer el mundo a través del lenguaje, del análisis lógico-matemático, de la representación espacial, del pensamiento musical, del uso del cuerpo para resolver problemas o hacer cosas, de una comprensión de los demás individuos y de una comprensión de nosotros mismos. Donde los individuos se diferencian es en la intensidad de estas inteligencias y en las formas en que recurre a ellas y se les combina para llevar a cabo diferentes labores, solucionar problemas diversos y progresar en distintos ámbitos.

Las personas aprenden, representan y utilizan el saber de muchos y diferentes modos Nos parece que este estudio nos invita a considerar en los alumnos su estilo de aprendizaje y a diversificar nuestra metodología y formas de Enseñanza, superando la discursiva y lingüística.

Gimnasia Cerebral

El Dr. Paul E. Dennison retoma el concepto de red neuronal de la Neurología –de los estudios del cerebro. Esta ciencia nos demuestra que la comunicación entre una neurona y otra  (sinapsis) depende de la conexión de las prolongaciones dendríticas y que a más conexiones neuronales mayor comunicación sináptica. Dennison fundamenta su propuesta en el hecho de que se pueden crear más redes neuronales a través de una serie de movimientos. Esto es efectivamente cierto, el movimiento estimula al cerebro y favorece que los axones y las dendritas crezcan y se multipliquen, facilitando la imbricación entre éstas prolongaciones.

Dennison aplica estos ejercicios con jóvenes disléxicos que mejoraron en su desempeño. Se tratan de 26 movimientos retomados de la filosofía oriental y de algunas recomendaciones como el tomar mucho agua simple, ya que  ésta es un buen conductor eléctrico. Los movimientos que el Dr. Dennison propone son del Yoga y otras disciplinas orientales, las cuales han demostrado su eficacia en la manutención de la salud, incluyendo el Sistema Nervioso Central. Desde la Psicomotricidad algunos de estos ejercicios se han trabajado desde antaño, reconociéndose los beneficios para los procesos intelectuales y de aprendizaje. La teoría en la cual el Dr. Dennison fundamenta el Gym Brain es la misma que en Psicomotricidad (tomadas de la Neurología): conciencia del eje central, lateralización (cruzar la línea media), estimulación del Cerebro a través del movimiento –entre otros. Nos parece que sería más productivo y completo trabajar Psicomotricidad, Yoga, o Tai Chi para estimular el Cerebro y el desarrollo integral de la persona (como la educación de la voluntad y las emociones). Es necesario ponderar esta propuesta ubicándonos que estamos trabajando el movimiento –lo cual es de un alto valor neurológico-, pero no nos asegura el Aprendizaje “mágico” de conceptos.

Mapas metales.

El Dr. Tony Buzan interesado en buscar técnicas para el mejor aprendizaje crea una forma eficaz de organizar la información  y garantizar el recuerdo de la información. Desde la teoría del Procesamiento humano de Información, la mejor forma de recordar la información es a través de la asociación y el énfasis. El mapa metal es una forma gráfica de asociar conceptos. Las ventajas que ofrece son: Ser tridimensional, de un solo golpe de vista el ojo impresiona al cerebro con una imagen. Esto tiene por supuesto mejor “impresión” al cerebro que si veo una página completa de líneas de palabras.  Más detenidamente, observamos cómo se relacionan las ideas. Podemos utilizar líneas gruesas para las ideas centrales que parten del centro, en donde colocamos el tema o idea que generará las otras. De las líneas centrales desprendemos ramas secundarias que será la información que se desprenda de cada rama.

Desde la  Mnemotecnia, a menor unidades mayor será el recuerdo. En un mapa mental reducimos al mínimo las palabras y conceptos, garantizando su recuerdo. En lo personal, el aspecto que me parece de un enorme valor es el esfuerzo que hacemos para organizar la información y plasmarla gráficamente, desde identificar la idea central y las principales. Esto funciona como un organizador de la información, creando clases y subclases incluidas en las clases principales. Otro concepto para comprender el funcionamiento de los mapas mentales es el de  pensamiento irradiante. El cerebro al producir una idea  o recibir un estímulo “irradia” inmediatamente impulsos eléctricos a las otras neuronas a través de las redes neuronales. La forma irradiada sería lo natural al cerebro, por ser la forma en que funciona.

Programación Neurolingüística.

Nace  en los 70´s, Jhon Grinder y Richard Bandler la presentan no como una teoría sino como una propuesta de concebir el aprendizaje y la construcción de la realidad en las personas. Se parte de los supuestos de que la realidad es diferente a lo que cada individuo ha internalizado como su verdad. La forma en que  comprendamos o procesemos esta realidad dependerá del Estilo de aprendizaje determinado por el canal sensorial predominante. Nuestro lenguaje está impregnado de este estilo. Las personas que mencionan frases recurrentes como “Fíjense bien, vamos a ver, Podemos observar, Se veía espantoso”, son visuales, aprenden por medio de Imágenes. Si escuchamos frases como “Dijo esto, escuchen por favor, se menciono que “identificamos un estilo auditivo, aprende mejor por los sonidos y palabras. Frases como “Qué sabrosa está la música, qué rico es aprender” pertenecen a un estilo cinestésico, aprende por medio de las sensaciones. Cada persona comunica sus experiencias dependiendo su estilo de aprendizaje. Para poder conectarnos con otra persona -en un acto de comunicación- primero hemos de identificar su estilo (por imágenes, sonidos o sensaciones) y ponernos en su mismo canal. Sólo así lograremos comunicarnos efectivamente. Por ejemplo, si detecto que su estilo es visual comienzo a parafrasearlo “Sí, yo observé, yo vi que esto estaba mal”. Después de que he “enganchado” a la persona introduzco mi propio estilo o el que deseo que la persona adopte, tal  vez para  lograr un cambio de concepción de algo vivido, o poder comprender  otra opinión o conocimiento diferente a su estilo.

Nuestra postura es que con seguridad puede ser efectivo para empatizar con otra persona pero sólo de manera provisional, de corto tiempo. Somos partidarios de que el interés real por el “Otro” es más efectivo en la relación, si subyace otro interés éste permea el tipo de relación que establezco con el otro y termina por evidenciarse. La PNL se está aplicando en ámbitos como la educación, las empresas y hasta en terapia. Esta última aplicación nos parece riesgosa, un cambio permanente y curativo en el paciente sólo se da actuando en el inconsciente, no confundamos que “lo que el paciente no se percata es el inconsciente”, ya que deja de serlo en el momento que “capizco el asunto”. Una terapia psicoanalítica va buscando las causas primarias de mi actuar y de mis pensamientos. Mi propio estilo de aprendizaje de la realidad (como lo explica el PNL) es sólo el “cascarón” de mi personalidad, nunca El Inconsciente, que de hecho no se manifiesta tan obviamente, posee mecanismos de defensa de autoprotección del sistema, lo que hace complejo y de largo tiempo acceder a éste.

Otro elemento es recalcar lo que la neurología ya había descubierto: El cerebro no computa el No. Existen sólo dos procesos cerebrales: Excitación –igual a si- e inhibición –igual a no-. Si la madre le dice al niño “No comas como un cochino”, sólo provoca la inhibición de la respuesta pero no deja en claro la forma correcta de comer, no existe ninguna información de cómo hacer las cosas “bien”. Si decimos “Come con la cuchara, límpiate la boca con la servilleta, come con la boca cerrada”, es información que nuestro cerebro computa, tiene sentido, ahora sé qué debo hacer y cómo hacerlo. El consabido “No grito, No corro, no empujo” es tan sólo paralizante, pero no indica qué hacer, el grado de éxito del mensaje en la intención que desea comunicar es nulo. Al niño no le comunican nada. Sería preferible decirle “Ante un peligro, camino despacio, sereno, y en silencio”. Las instrucciones e información deben ser en Afirmativo, no en Negativo. Es como conceptuar de esta manera: ¿Qué es el sol? No es la Luna, no es de aire, no es translúcido… Hemos dicho nada, nos quedamos igual o con mayor confusión acerca de lo que deseábamos conocer.

Musicoterapia.

Sabemos que el cerebro se divide en dos hemisferios, el  Izquierdo es de naturaleza Lógica, es el calculador, el que codifica la información en forma verbal y utiliza un tratamiento lógico y analítico para acceder al conocimiento. El hemisferio derecho realiza una síntesis holística a través de la intuición, sin utilizar el razonamiento deductivo. El sentido musical se encuentra en este hemisferio. En nuestras escuelas hemos atendido con prioridad el desarrollo de las habilidades del Hemisferio Izquierdo, enseñamos el pensamiento científico y dejamos en segundo plano la educación artística que sería parte de las funciones del Hemisferio Derecho.

Por otro lado, el cerebro funciona con cuatro tipos de ondas con diferente frecuencia. La Beta con una frecuencia de 13 a 28 Hz, se presenta en los estados de alerta máxima, estado de vigilia –estado normal despierto-. RAM Alta, de más de 28 Hz, se presenta en estados de estrés y confusión. Tipo Alfa, de 7.5 a 13 HZ, en estados de relajación, tranquilidad y estados creativos. Onda Theta, de 3.5 a 7.5. Es el estado de entre dormido y despierto. Ondas Delta, de 0.2 a 3.5 HZ, propio del estado de sueño profundo o en meditación. La nueva tecnología nos permite saber que en estado en ondas Alfa el cerebro aprende mejor, esto es debido a que es un estado de baja frecuencia –consumo mínimo de energía- parecido al estado de  concentración, o también identificado como el estado de fluidez, vivenciado al leer y sentir que hemos compenetrado en la lectura de tal forma que las palabras e ideas fluyen de manera rápida, con un mínimo de esfuerzo comprendiendo fácilmente. Este estado de ondas alfa se puede provocar con la música clásica, más exactamente con la música Barroca y algunas piezas de Mozart –entre otras. El ritmo de la  música barroca es similar a las longitudes que se encuentran en el cerebro cuando estamos en el estado de vigilia relajada. Si leemos o recibimos información al mismo tiempo que escuchamos la música, ésta  fluye más libremente favoreciendo la disposición para el aprendizaje.

En sí, la música relaja y este estado es propicio para aprender, sabemos que un estado de tensión extrema bloquea nuestro pensamiento, el sistema límbico –cerebro primitivo-  entra en acción haciéndonos presa de nuestras emociones –como el temor o la ira- bloqueando las funciones de la corteza cerebral, que es nuestro cerebro más avanzado y responsable del Razonamiento.

Sugerencias Prácticas:
* Escuchar como música de fondo en el aula música Barroca o de Mozart en momentos de lectura o anteriores a una explicación.
* Utilizar un tono de voz modulada, no alzar mucho la voz para no provocar desorden y mejorar la atención en los alumnos. Una voz clara pero con tono medio, no alto (grito) propicia el esfuerzo de escucharla, nos callamos para escuchar alertamos la atención.
* Observar e identificar el Estilo de Aprendizaje del alumno, y diversificar la forma en presentar el conocimiento, de manera que incluya las diferentes tipos de inteligencia.
* Valorar la inteligencia cinestésica y artística, aplaudir los logros de los niños en Educación Física y en Educación Artística y ponderarlos como importantes para el desarrollo cognitivo.
* En Educación básica realizar más actividades de Psicomotricidad como mediador hacia el conocimiento y estimulación al cerebro.
* Utilizar organizadores para ordenar, clasificar y recordar la información así como para la Enseñanza de contenidos o ideas.
* Hablar a nuestros alumnos en afirmativo, mencionando claramente lo que esperamos que hagan. Eliminar el No ante una respuesta errónea, rescatar lo positivo de la respuesta y plantear otra opción. Ejemplo: “Eso que dices pudiese ser en “X” situación, pero de lo que hablamos sería mejor hacer esto”. O “Supongo que lo dices porque estás pensando en “X”,  en este caso nos referimos a Z”.
Bibliografía
* Howard Gardner. (1988) La mente no escolarizada.
* Dennison P. (1996) Bryan Gym. Aprendizaje de todo el cerebro. México, Editorial Lectorum.
* Ibarra Luz  Ma. (1999) Aprende mejor con Gimnasia Cerebral. México, Garnik Ediciones.
* Ibarra Luz Ma. (2002) Aprende fácilmente con tus imágenes, sonidos y sensaciones. Garnik. Ediciones
* Sánchez Lizbeth y coautores. (2004) Cómo enseñar mapas mentales y fotolectura. Para docentes de todos los niveles educativos y otros curiosos. México, Castellanos Editores.
* Kasuga, Linda. (2001). Aprendizaje Acelerado. México, Grupo Editorial Tomo.
* Goleman, Daniel. (2001). La inteligencia Emocional. México, Javier Vergara Editor.

Distribuir

Distribuir contenido

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 8 invitados en línea.